[Sindical] Éxito en la primera jornada de lucha contra Granja de Ves


El pasado 25 de Agosto el Sindicato de Oficios Varios de Albacete de la CNT-AIT había organizado unas jornadas de lucha contra la empresa Granja de Ves, del Grupo Sanchiz, en Casas de Ves y Balsa de Ves, por el despido de la delegada de la Sección Sindical de CNT-AIT en dicha empresa.

Alrededor de las 11:30h comienzan a llegar los coches con militantes del sindicato y afines a estos, ante las puertas de la empresa. Comienza el piquete con unos 20 participantes. Pocos minutos pasan, cuando se comienzan a llenar las paredes, verja y puerta de entrada del personal con la propaganda del sindicato, incitando a la unión y la acción conjunta de los obreros contra la explotación. 
La militancia empieza a denunciar la situación de represión dentro de la empresa, las malas condiciones laborales, la falta de derechos y humillaciones por parte del patrón, y a proclamar algunas de las reivindicaciones y la incondicional readmisión de la delegada sindical.

Nada más llegar nos enteramos que la empresa a última hora ha decidido cambiar la hora de los turnos para que no coincidiera la hora de salida con el piquete en la puerta. Nuestra estrategia ha causado un daño importante a la empresa y la dirección se lamenta de tener como enemigo a la CNT-AIT.
Como no podía ser de otra manera,  a muchos trabajadores les informan del cambio de horario pocas horas antes de entrar a trabajar.

Tras apenas 20 minutos, empiezan a verse algunos trabajadores de la granja que salen de un edificio y se dirigen a otro, momento que aprovechan los anarco-sindicalistas para invitarles a abandonar el puesto de trabajo e ir al piquete, como muestra de solidaridad con la compañera, pero asustados por las amenazas de la dirección siguen caminando hasta otro edificio; mientras esto ocurre siguen llegando más y más militantes y afines, y el grupo crece. Decididos a dejar claro a la empresa cuáles son nuestras intenciones, comenzamos a leer un panfleto redactado desde el sindicato, y continúan los llamamientos a la solidaridad entre trabajadores, que algunos, como muestra espontanea, salen a saludar a los manifestantes. Empiezan a salir en pequeños grupos los trabajadores de la granja, pero no hacia el piquete, sino hacia un edificio que es empleado como formación. Uno tras otro, todos quedan en el interior, pero se les ve tras las ventanas, todos con miradas atentas en el grupo de anarcosindicalistas que se encuentran en la puerta. 

Queda claro que la dirección, como medida preventiva para evitar la solidaridad, obligan a los trabajadores a concentrarse en la casa hasta la espera del fin del piquete. Ya se cuentan alrededor de 30 anarco-sindicalistas y afines, y se confirma por la espontanea solidaridad de algunos trabajadores de la plantilla.
Sin embargo la empresa se impacienta había estado haciendo sus cálculos y pensaba que a las 12:30 horas nos habríamos ido, son las 12:50 y todavía seguimos en la puerta. La empresa se pone muy nerviosa y avisa a la Guardia Civil para que nos saque de ahí.

Terminado el piquete, se pone en marcha hacia Balsa de ves, también nos informan que la empresa pretende denunciar al sindicato por daños. Al llegar, los participantes del piquete son recibidos a aplausos por los vecinos del pueblo, el cual comparte el descontento y la nula simpatía contra la granja y su jefe. Tras un breve discurso en las puertas del ayuntamiento, se inicia la manifestación y se hace saber a todo el pueblo la situación que motiva el conflicto.

Tras una mañana de denuncia y de pulso contra la empresa, se realiza a las 18:30 hrs. la I Conferencia Anarco-Sindicalista de Casas de Ves. Durante la Conferencia se habla del conflicto que nuestro sindicato mantiene contra la empresa, que ha afectado a un importante grupo de trabajadores, de la lucha de clases, de la explotación de los patronos, de la organización de los trabajadores en sindicatos que no estén comprados por el Estado y alejados de las dirección de los partidos políticos, y en definitiva, del papel de los trabajadores y las trabajadoras, así como de las anarco-sindicalistas, en las luchas.

Como conclusión de la conferencia, donde intervienen varias personas del sindicato y del pueblo, se confirma la idea planteada de llevar las luchas obreras de manera colectiva, mediante solidaridad y apoyo mutuo. Tras la charla y la distribución de prensa y literatura anarquista y anarco-sindicalista, finaliza la primera jornada de lucha, con una victoria rotunda para la clase obrera.

Este no es más que otro ejemplo de la actual vigencia de la guerra de clases, y de cómo mediante la unión de los trabajadores en organizaciones alejadas del Estado, basándose en la solidaridad y apoyo mutuo, las empresas solo pueden sentir miedo, miedo a perder sus privilegios, miedo a que sus amenazas pierdan efectividad, miedo al reparto del trabajo y la riqueza de forma justa, y miedo por consiguiente, a la revolución social y el comunismo libertario.